Breves reflexiones sobre la consultoría tecnológica desde Terciar

Históricamente la tecnología ha sido el factor de desarrollo de los grupos humanos, eso que ha diferenciado a unos de otros más que ningún otro factor.

La tecnología es un conjunto de saberes que permiten experimentar una mejor adaptación al entorno.

El protagonismo que ésta a cobrado en las actividades humanas ha originado la actual demanda de nuevos servicios y habilidades en torno a las necesidades de información oportuna capaz de dar soporte a la toma de decisiones que permitan hacer del desarrollo y progreso continuo un proceso sustentable.

En el escenario tecnológico la constante que predomina es el cambio, lo que ya es una gran exigencia con la que convivir en las empresas oferentes de servicio tecnológico. Terciar es una start up que se esfuerza de manera continua para adaptar sus servicios a sus clientes, apoyándose en la red de consultores para maximizar la capacidad de ofrecer soluciones y encontrar de entre todas las opciones disponibles la más adecuada para satisfacer las necesidades de sus clientes. Sin crear necesidades para la solución y escuchando las demandas de los clientes para transformarlas en servicio.

La consultoría tecnológica, es en general, el punto de partida en la relación con nuestros clientes. No abrazamos prácticas de recetas milagrosas ni panaceas metodológicas preferimos buscar en cada situación la mejor posibilidad de sinergia poniéndonos en la piel de nuestros clientes practicando principios que nos permitirán tener siempre claro los objetivos para alcanzarlos, los roles para cumplirlos y anteponiendo las personas a los procesos.

Principios que permiten a Terciar llevar adelante la innovación constante que exige la consultoría tecnológica en red.

Relación consultor cliente

Es condición sine qua non que el consultor tecnológico llegue a comprender las necesidades y expectativas del cliente. Que detecte el contexto de dichas necesidades y delimite la problemática a atacar. Que sea capaz de contextualizar el desarrollo tecnológico que se emprenderá en relación a la historia y cultura organizacional, para que ambas partes comprendan el paso que se está dando en la historia de la organización.

Definición clara de roles

La consultoría tecnológica es una relación que propone la interacción rampante entre organizaciones, cada una con su cultura, sus procesos y sus integrantes. Los roles claramente definidos y su correcta intepretación permiten dotar a dicha relación de un potencial fructífero importantísimo. Éste es la clave del beneficio mutuo. Definir roles y responsabilidades para clientes, consultores y terceras partes son la base para poder proyectar, estimar y alcanzar el éxito. En los nuevos procesos de desarrollo el cliente tiene un rol cada vez más activo en la creación y desarrollo de las soluciones, es importante que el cliente se sepa protagonista de la evolución que la consultoría tecnológica propone a las organizaciones.

Visualización del éxito

“El éxito tiene muchos padres mas el fracaso es huérfano”

Durante los procesos evolutivos es necesario trazar una línea imaginaria capaz de unir varios puntos, desde dónde venimos, donde nos encontramos y hacia donde queremos llegar, de otro modo jamás hemos de transitarla juntos, en Terciar acompañamos al cliente a través de esa línea y es en ella donde se desenvuelve el carácter rampante de la relación con las organizaciones donde llevamos a cabo nuestro proceso de consultoría. Reconocemos como padres del éxito, a la proyección, la estimación de esfuerzos y el compromiso para realizarlos, antes el esfuerzo del cliente solo era económico en término de las inversiones económicas hoy la experiencia sentencia claramente que la evolución de las organizaciones humanas es una consecuencia de la madurez de las mismas y un acto volitivo que es practicado por sus integrantes. El cliente es protagonista de su propio éxito, en Terciar nos esforzamos al máximo para que nuestros clientes perciban esa sensación mientras llevamos adelante la implementación del éxito. Es necesario ayudar al cliente a ver el final al comienzo.

Con una estrecha relación con el cliente, sumada a una clara definición de roles que nos permitan visualizar el éxito solo resta aclarar en Terciar aconsejamos mas la decisión final es siempre del cliente, la misma significa el paso adelante que dará en su evolución y en su historia, y es el objetivo ulterior de nuestra misión como consultores tecnológicos.